Razones para decir: NO A LAS DROGAS
December 14, 2015
La Bulimia
December 14, 2015

La Adicción a la Comida

La adicción a la comida tiene las mismas características que la adicción a las drogas. El efecto de las calorías de las comidas grasosas y las dulces sobre el cerebro, altera los neurotransmisores del sistema nervioso central, y hace que el cerebro produzca se‚ales de apetencia por mezclas de grasa y azúcar, algo similar a lo que sucede cuando se es adicto a los opiáceos. El hambre y la sed ocupan la misma parte del cerebro donde funcionan las drogas, o sea, en el cerebro viejo o instintivo, donde se supone que opera el centro adictivo. Además, los investigadores se‚alan que la comida activa las endorfinas, nuestros opiáceos naturales, igual a como lo hacen todas las drogas depresivas: el azúcar, los carbohidratos y las grasas, actúan en el cerebro como tranquilizantes. Por eso, después de comer, sentimos una sensación de bienestar, tranquilidad, sueño y buen humor.

Hay muchas estadísticas que indican que quien es adicto a la comida, corre el riesgo de ser, también adicto al alcohol, pues el organismo procesa el alcohol y el azúcar de la misma manera. La Universidad de Michigan, en los Estados Unidos, está haciendo estudios acerca de los desórdenes en el comer: la anorexia, la bulimia, y la adicción a la comida. En uno de los experimentos realizados se comprobó que al activar los opiáceos en el cerebro humano, el apetito por los alimentos dulces se despierta. TambiÉn han logrado invertir el proceso: han bloqueado la actividad de los opiáceos naturales del cerebro, y como resultado las personas han perdido su deseo por las comidas dulces.

Por lo indicado anteriormente se deduce que el comer compulsivamente es una enfermedad similar al alcoholismo o a la adicción a otras drogas. Es interesante que los grupos de “Comilones Anónimos” sigan el mismo programa de Alcohólicos Anónimos, y con el mismo éxito. Además, las estadísticas nos demuestran que muchos adictos a la comida o enfermos de bulimia, son adictos a drogas de prescripción, o a algún tipo de anfetaminas, alcohol, o cocaína.

Hay por lo menos 100.000 personas que padecen de anorexia nerviosa o de bulimia nerviosa, y un número aún mayor que está peleando contra la obesidad y la adicción a la comida. Se ha dicho que hasta 15.000.000 de personas en los Estados Unidos tienen serios problemas con la comida, debido a ciertos desórdenes en sus hábitos alimenticios.

Comments are closed.