El Desequilibrio en la Etapa Avanzada de la Adicción
December 14, 2015
Introducción
December 14, 2015

Adicción Cruzada/Adicción Sustituida

La adicción cruzada ocurre cuando una persona que es adicta a una droga, se hace adicta a otra, además de a la droga inicial. Es simple ver porque las adicciones cruzadas son tan fáciles de adquirir, especialmente cuando se trata de drogas que pertenecen a la misma clase. Por ejemplo, las clases de drogas que deprimen el sistema nervioso central, incluyen los narcóticos como la morfina, la heroína, el demerol; también las benzodizepinas, el valium, líbrium y zanax; junto con todos los barbitúricos, como son el fenobarbital, seconal, tuinal.

Todas estas drogas afectan el sistema cerebral de una forma muy parecida, y la persona que se hace adicta a una de ellas, puede fácilmente depender de cualquiera de las otras.

Pero un adicto de cualquier tipo, es potencialmente susceptible, y puede formar una dependencia a TODAS las drogas que afectan al sistema nervioso central; además, es propenso a desarrollar comportamientos compulsivos, como por ejemplo, el exceso en las comidas, en el juego o la apuesta, en los deportes, en el sexo.

La misma necesidad y pérdida de control que se experimenta con la primera droga adictiva, se sentirá, con el tiempo, mediante la nueva sustancia química, y esta puede volver a despertar el deseo por la primera droga. Si entendemos el hecho de que las alteraciones en el sistema nervioso central son peligrosas para el adicto, entonces cualquier droga exógena o externa a este sistema ofrece un peligro. La única manera de tener estabilidad en el organismo, es lograr la desintoxicación de las drogas en el sistema. Por eso es necesario que los adictos eviten TODAS las drogas si quieren recuperarse.

Psicológicamente, resulta claro entender además, que un adicto a la cocaína que comienza a tomar alcohol, está con pocas fuerzas ( por los efectos del mismo alcohol), y cuando el apetito por la cocaína se despierte, no tendrá la voluntad para resistir el deseo de comprar y consumir su droga preferida.

El adicto en recuperación que no quiere reconocer este hecho, está jugando consigo mismo y con su sobriedad.

Comments are closed.